Inicio > NOTICIAS DETALLE

25/03/2019

El taller municipal de conservación del patrimonio inicia los trabajos en la Plaza del Rey Sabio para restituir la popular Cruz de Humilladero frente a la iglesia patronal

Los servicios municipales se encargaron de recuperar los fragmentos de este símbolo religioso que se desprendieron a finales de septiembre del año pasado. Una vez completadas las tareas en instalaciones del Consistorio se emprende la reposición de todos sus elementos.

25 de marzo de 2019. El Alcalde de Lorca, Fulgencio Gil, ha supervisado esta mañana las obras que se están ejecutando en la Plaza del Rey Sabio, en el barrio de la Virgen de las Huertas, con el objetivo de restituir la popular Cruz del Humilladero.

El Primer Edil ha explicado que se trata de una intervención emprendida por parte de la concejalía de Desarrollo Local a través de su Taller de Conservación del Patrimonio que sigue la línea de las actuaciones que se vienen desarrollando tendentes a la conservación, restauración e incremento del patrimonio artístico y cultural del municipio.

Los trabajos de restauración de este bien se están ejecutando desde noviembre de 2018, estando ya realizadas las tareas de consolidación y restauración del capitel toscano y el tallado de una nueva cruz en piedra natural, a imitación de la original de tipo pometeado.

La Cruz de Humilladero del Real de la Huerta de Lorca está compuesta por una cruz exenta pometeada que descansa sobre un capitel toscano, con un fuste de columna acanalado en los dos tercios superiores, basa, pedestal de éntasis inverso y gradas formadas por tres escalones. Se trata de un símbolo levantado en el año 1714 para sacralizar el atrio del Convento de la Virgen de las Huertas.

En 1992, dentro de las obras de adecuación del atrio del Convento de la Virgen de las Huertas, abordado por el Ayuntamiento, ya se procedió a su restauración. Pero el 25 de septiembre de 2018 el fuste de la columna se fracturó, precipitando la caída de la parte superior del fuste, capitel y la cruz. Estamos hablando de elementos que resultaron gravemente daños y que fueron recogidos cuidadosamente y depositados en el Taller de Conservación del Patrimonio ubicado en La Torrecilla, para su posterior restauración. De hecho hemos de recordar que ya en octubre de 2018 el Consistorio Municipal adelantó que se procedería al arreglo y reposición de este singular elemento.

Al margen de los daños sufridos, el conjunto presenta graves problemas de arenización y pérdida de volúmenes por el tipo de piedra arenisca utilizada. Por lo que una vez restaurados los elementos deteriorados, se va a intervenir en todo el conjunto, procediendo a la consolidación y restauración de la columna, pedestal y gradas conservadas en su lugar original. Se procederá, además, a la instalación del capitel original restaurado y la nueva cruz, teniendo previsto un tratamiento final general de consolidación y protección.

Las cruces de humilladero constituyen un símbolo religioso presentado generalmente en unas gradas de planta circular o poligonal sobre las que se eleva un fuste rematado en nudo, macolla o capitel, que sustenta la cruz de piedra labrada en cantería. En este caso concreto la cruz fue levantada en el año 1714 para sacralizar el atrio del convento de la Virgen de las Huertas debido a la feria que allí se estuvo realizando hasta mediados del siglo XIX.

Los alumnos de este taller han hecho posible, además, la rehabilitación de la talla de la Santísima Virgen de la Piedad, del Paso Morado, y para los fieles de la iglesia de San José han materializado una nueva talla de Nuestra Señora de la Aurora, así como las esculturas restauradas del patrón del barrio y de Cristo Crucificado.